Todos los mamíferos consumen leche en el periodo de lactancia, pero todos excepto uno dejan de consumirla en la edad adulta: El humano. Es por esto por lo que muchos dicen que no es bueno seguir consumiendo lácteos en la edad adulta, pero el humano no es como el resto de mamíferos.

No está demostrado que la leche no es buena para los adultos

Tendríamos que hacer muchos más estudios de los que se han hecho para demostrar esto, pero ciñéndonos a los hechos, los adultos que toman lácteos suelen estar sanos, y la leche, el queso, el yogurt, la mantequilla… son productos clavados en el inconsciente colectivo, símbolos que perduran durante milenios.

No creo que nadie esté de acuerdo con el maltrato animal, las vacas no tienen la culpa de que su leche, y de que todas las cosas que se hacen con ella estén tan buenas, intentemos consumir lácteos de calidad, sin maltrato animal.

Cuando llegamos a la edad adulta no necesitamos beber tanta leche como cuando éramos bebés, pero su ingesta es altamente nutritiva. Cada persona es un mundo, si eres alérgico a los lácteos no te plantearás tomarlos, pero si te gusta comer un buen queso o un buen yogurt y no padeces alergias ni intolerancias, protegerás tus huesos y nutrirás tu cerebro, entre muchas otras cosas.

Si te sienta bien, toma toda la leche que quieras

Si te gustaría tomar lácteos pero no puedes hacerlo, busca información sobre cómo sustituir el calcio. Hay muchas fuentes de calcio en la naturaleza, pero los lácteos son considerados como una de las fuentes principales.

Si eres vegetariano pero consumes lácteos, entenderás la importancia de tomarlos, tanto en la edad adulta como en la edad avanzada. Los lácteos son una fuente de proteínas muy valorada por los que no comen carne ni pescado, también hay otras fuentes de proteínas en la naturaleza, pero los lácteos son sin duda una de las principales fuentes.